in , , , ,

¿Eres un esclavo (ultimate cuckold) con actitud?

La actitud de un esclavo cuckold es parte de su lógica privada. Cuando alguien decide ser un esclavo debe adaptar su lógica privada a esa decisión y lograr así una coherencia interna.

En términos generales las actitudes son una combinación de las creencias y las sensaciones que dirigen el comportamiento de cada uno. Cuando la actitud de una persona entra en conflicto con alguna creencia o con un comportamiento se produce un malestar interno. Entonces la persona cambia su actitud para reducir ese malestar.

La actitud del esclavo

Vamos a ver cómo se refleja esto en el caso de un esclavo:

  1. Una Ama durante su entrenamiento, y dentro de los límites establecidos, determina el comportamiento del esclavo. Es decir le exige una determinada actitud para que el comportamiento del esclavo sea el que corresponde a un esclavo.
  2. El comportamiento exigido por Ama, por ejemplo: comer en el suelo, puede entrar en conflicto con las creencias del esclavo generándole un malestar interno.
  3. El esclavo sabe que no puede oponerse al comportamiento exigido por Ama porque Ama tiene el derecho de exigirle que coma en el suelo. Entonces para reducir el conflicto interno y para mantener su armonía interior el esclavo cambia su actitud.

Precisamente el malestar interno que le provoca comer en el suelo es la motivación que el esclavo necesita para cambiar su actitud. Esto no significa que no haya resistencia al cambio. La resistencia del esclavo es legítima puesto que el comportamiento exigido por el Amo entra en conflicto con sus creencias más profundas, creencias adquiridas en el seno de la sociedad en la que vive.

La norma de conducta del esclavo:

La actitud de un ultimate cuckold hacia la ejecución de una tarea se puede explicar como su sensación positiva o negativa hacia dicha ejecución.

El ultimate cuckold debe observar sus pensamientos y ser consciente de sus resistencias si las tuviera, con el fin de cambiar y/o consolidar su actitud. Por esta razón es importante que el esclavo adopte las metas de su Ama como sus propias metas.

El esclavo basa su comportamiento en lo que él cree sobre cómo su Ama piensa que debe comportarse. Esa creencia es lo que se denomina norma subjetiva de conducta.

Esta creencia de lo que el esclavo piensa que desea su Ama es un factor esencial en su comportamiento. Por esta razón Ama debe dejar muy claras al esclavo cuáles son sus metas y sus normas de conducta.

Cuando la norma subjetiva de conducta del esclavo, es decir cuando lo que el esclavo cree que desea el Ama coincide con lo que realmente Ama desea se produce el verdadero aprendizaje.

Este aprendizaje es un proceso largo en el tiempo y exige una atención y un seguimiento continuo por parte de Ama, ya que el esclavo puede querer volver a las creencias que poseía antes de ser esclavo.

Experiencia y actitud ultimate cuckold

La experincia me dice, después de todo lo expresado anteriormente, que conocer el camino de la esclavitud no es lo mismo que caminar por él. Quiero decir que para adquirir un compromiso serio en una relación ultimate cuckold no basta con desearlo profundamente.

Me he encontrado con muchos esclavos que hacen gala de una gran actitud en su forma de presentarse. Pero luego resulta que esa actitud solo es la imagen que desean alcanzar pero que aún no han conseguido. Esos esclavos muestran una animalidad que les excita tanto como lejos están de poder ofrecerla. Cuando les pregunto por qué, a pesar de esa “excelente actitud”, aún no han encontrado un Propietario, me suelen responder que aún no han conocido Ama adecuada. Puede ser cierto o no, pero también puede ocurrir que con esta respuesta el esclavo esté depositando en el Dominante una responsabilidad que no le corresponde a Ama sino al propio esclavo.

Cuanto mayor sea la actitud del esclavo menor es su necesidad de elegir un Propietario a medida que satisfaga sus deseos de someterse.

Quiero aclarar que un esclavo real tiene derecho a elegir a un Ama real, ya que no todo el que dice ser Ama lo es. Un esclavo real también puede retirarse si sus límites le impiden satisfacer los deseos de Ama.

La actitud BDSM es una cuestión mental de madurez y compromiso con uno mismo. Cuestiones que tienen que ver, sobre todo, con la interiorización de lo que significa sr esclavo. Tambien es importante para consolidar una actitud de ultimate cuckold y el tiempo vivido como esclavo, es decir la experiencia consciente de una sumisión.

No quiero despreciar la joven actitud BDSM de un novato. No todo el mundo nace sintiéndose esclavo. Una actitud joven puede convertirse en una actitud digna de respeto si el esclavo adquiere el compromiso de cultivarla y hacerla crecer. Pero para que el eso ocurra el esclavo debe ser elegido por una Ama que quiera educarle. No todos las Amas quieren ser maestras y por eso buscan perros ya educados. No hay dos Amas iguales y ya he dicho que un esclavo debe adoptar como propias las metas de su Ama.

Un esclavo inexperto es fácil que confunda su deseo de ser un buen perro con tener una buena actitud. La actitud BDSM es el resultado de resolver unas cuantas cuestiones personales antes de que intervenga un Ama. Solo reflexionando y escuchando la vocación y esa llamada interna a la sumisión, puede un esclavo llegar a desarrollar una actitud ultimate cuckold madura. El germen o la semilla de la actitud se tiene o no. Y si se tiene, uno decide desarrollarla o no.

basado en: http://diamoteamo.com/actitud-bdsm-esclavo/

What do you think?

1 point
Upvote Downvote

Written by Sumiso UC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cuckold, el fetiche de un cornudo.

Diferencias entre esclavos y sumisos en el BDSM